EXPRESIONES - Astrolabio.Net

Coloque su publicidad en este sitio web



   

 

  

Secciones

Artistas


Cajones de la Memoria


Cultural


Música


Música Andina


Teatro


Folklore


Más Articulos


Expresiones es una nueva revista de Temas culturales y artísticos, cuyo fin es brindar difusión y permitir conocer direntes tipos de manifestaciones culturales.

Los artículos publicados son realizados por personas y organizaciones que participan activamente en esta revista. La cual se  encuentra en su primera etapa; en breve se incluirán más novedades y secciones.
Puede enviarnos sus comentarios o sugerencias para nuevas secciones, temas, etc. a webmaster.

Importante
Solamente se muestran los últimos artículos por cada sección. Por ello recomendamos usar la opción de "Buscar" para localizar cualquier información tanto en lo nuevo como en los artículos publicados con anterioridad. Asimismo, la opción de "Archivo" permite revisar las publicaciones anteriores.

 
ARMANDO TEJADA GOMEZ A DIEZ AÑOS DE SU AUSENCIA
Por Alberto Peyrano


A diez años de la muerte de Armando Tejada Gómez, Argentina toda rememora la figura del poeta de las luchas populares que tuvo la visión de una Latinoamérica unida y hermanada.



Armando Tejada Gómez nació en Mendoza, provincia argentina recostada sobre la cordillera de los Andes, tierra que permanentemente canta en vino y en aire de tonada agradeciendo al sol de cada día. Precisamente en 1929, el 21 de abril, época de mucha crisis, de mucha pobreza y de muchas necesidades. Y así fue la infancia de este insigne poeta, cuya luz no se ha apagado y nos seguirá iluminando por mucho tiempo: pobre, carenciada, con necesidades básicas no cubiertas ni saciadas, tal vez como para que aprendiera, desde pequeño, la lección de la sensibilidad y se asumiera tempranamente como vocero del alma.
Armando sabía contar que su abuela india le había relatado que cuando ella era niña todo su pueblo andaba desnudo. Y él, intrigado y asombrado como todos los chicos, se proyectó a sí mismo en la época invernal cordillerana y le preguntó ansiosamente: “Y cómo hacían para cubrirse del frío, abuela?”. La anciana, con la sabiduría infinita que sólo pueden tener los que han agradecido siempre a la Madre Tierra, le contestó con claridad meridiana: “En invierno, todo el cuerpo es cara”.
Tal vez este tipo de sucesos vividos tempranamente fueron alimentando su vena poética. Las carencias, las dificultades económicas, las quejas familiares, las tristezas de los más cercanos, lo fueron proyectando hacia su pueblo. Entonces, ya en la adolescencia, se produjo la fusión de su sensibilidad con la idea de los grandes líricos: comenzó a nutrirse de Guillén, de Neruda, de César Vallejo. Y el poeta comenzó a crecer.
Tuvo que esperar hasta 1955 para ver publicado su primer libro: “Poemas de la tierra y el origen”, obra en la que plasma entre las rimas su sentir latinoamericanista, con versos impregnados de intenso y profundo contenido social.
Más allá de la belleza de sus versos, de la claridad de su mensaje y de la palabra estética y justa, Tejada Gómez apuntaba en su poesía hacia un norte intensamente anhelado: la igualdad, la fraternidad, la fusión con la tierra y el retorno a los lazos esenciales entre los hombres apoyados en el Amor con la conciencia de pertenencia y de unión entre los pares.
Armando Tejada Gómez, poeta, está asociado a la canción popular argentina. Fue el fundador del Movimiento Nuevo Cancionero en 1963, junto con Mercedes Sosa, Tito Francia, Eduardo Aragón y Manuel Matus, no sin las luchas contra los rígidos de siempre, aquéllos que no aceptan el crecimiento de las expresiones populares y condenan a las nuevas corrientes por sentir miedo al desplazamiento o simplemente por perpetuarse personalmente. No obstante, cuando la idea clara y precisa sustenta a la acción, ningún movimiento fracasa. Y esto fue lo que sucedió con esta agrupación: dio origen a una corriente de renovación poética y musical desde los mismos feudos del folklore más tradicional y más recalcitrante, hecho que también sucedía contemporanéamente en Chile, en Cuba, en Uruguay y en Brasil.
En 1972, el poeta presenta su “Informe cantado del nuevo cancionero”, en un espectáculo que quedó registrado para la historia de la cultura popular argentina y que tuvo lugar en nuestro primer coliseo, el Teatro Colón. A partir de ahí se suceden jalones importantísimos en la trayectoria de Tejada Gómez, hasta que llega el momento cruel de la dictadura militar y tuvo que exiliarse en España. No obstante, decidió volver por eso tan argentino de “la nostalgia y la querencia”, resistiendo con su verso y con su pluma, incansables y devastadoras armas que puede esgrimir todo poeta cuando su compromiso está con el pueblo y con la identidad cultural de su tierra.
Falleció el 4 de noviembre de 1992. Su partida dejó un enorme vacío en la necesidad de su palabra y su expresión.
Reproducimos a continuación, a manera de homenaje, uno de sus máximos poemas:

HAY UN NIÑO EN LA CALLE

A esta hora, exactamente,
hay un niño en la calle.

Le digo amor, me digo, recuerdo que yo andaba
con las primeras luces de mi sangre, vendiendo
un oscura vergüenza, la historia, el tiempo,
diarios,
porque es cuando recuerdo también las presidencias,
urgentes abogados, conservadores, asco,
cuando subo a la vida juntando la inocencia,
mi niñez triturada por escasos centavos,
por la cantidad mínima de pagar la estadía
como un vagón de carga
y saber que a esta hora mi madre está esperando,
quiero decir, la madre del niño innumerable
que sale y nos pregunta con su rostro de madre:
qué han hecho de la vida,
dónde pondré la sangre,
qué haré con mi semilla si hay un niño en la calle.

Es honra de los hombres proteger lo que crece,
cuidar que no haya infancia dispersa por las calles,
evitar que naufrague su corazón de barco,
su increíble aventura de pan y chocolate,
transitar sus países de bandidos y tesoros
poniéndole una estrella en el sitio del hambre,
de otro modo es inútil ensayar en la tierra
la alegría y el canto,
de otro modo es absurdo
porque de nada vale si hay un niño en la calle.

Dónde andarán los niños que venían conmigo
ganándose la vida por los cuatro costados,
porque en este camino de lo hostil ferozmente

cayó el Toto de frente con su poquita sangre,
con sus ropas de fe, su dolor a pedazos
y ahora necesito saber cuáles sonríen
mi canción necesita saber si se han salvado,
porque sino es inútil mi juventud de música
y ha de dolerme mucho la primavera este año.

Importan dos maneras de concebir el mundo,
Una, salvarse solo,
arrojar ciegamente los demás de la balsa
y la otra,
un destino de salvarse con todos,
comprometer la vida hasta el último náufrago,
no dormir esta noche si hay un niño en la calle.

Exactamente ahora, si llueve en las ciudades,
si desciende la niebla como un sapo del aire
y el viento no es ninguna canción en las ventanas,
no debe andar el mundo con el amor descalzo
enarbolando un diario como un ala en la mano,
trepándose a los trenes, canjeándonos la risa,
golpeándonos el pecho con un ala cansada,
no debe andar la vida, recién nacida, a precio,
la niñez, arriesgada a una estrecha ganancia,
porque entonces las manos son dos fardos inútiles
y el corazón, apenas una mala palabra.

Cuando uno anda en los pueblos del país
o va en trenes por su geografía de silencio,
la patria
sale a mirar al hombre con los niños desnudos
y a preguntar qué fecha corresponde a su hambre
que historia les concierne, qué lugar en el mapa,
porque uno Norte adentro y Sur adentro encuentra

la espalda escandalosa de las grandes ciudades
nutriéndose de trigo, vides, cañaverales
donde el azúcar sube como un junco en el aire,
uno encuentra la gente, los jornales escasos,
una sorda tarea de madres con horarios
y padres silenciosos molidos en la fábricas,
hay días que uno andando de madrugada encuentra
la intemperie dormida con un niño en los brazos.

Y uno recuerda nombres, anécdotas, señores
que en París han bebido
por la antigua belleza de Dios, sobre la balsa
en donde han sorprendido la soledad de frente
y la índole triste del hombre solitario,
en tanto, sus señoras, tienen angustia y cambian
de amantes esta noche, de médico esta tarde,
porque el tedio que llevan ya no cabe en el mundo
y ellos son los accionistas de los niños descalzos.

Ellos han olvidado
que hay un niño en la calle,
que hay millones de niños
que viven en la calle
y multitud de niños
que crecen en la calle.

A esta hora, exactamente,
hay un niño creciendo.

Yo lo veo apretando su corazón pequeño,
mirándonos a todos con sus ojos de fábula,
viene, sube hacia el hombre acumulando cosas,
un relámpago trunco le cruza la mirada,
porque nadie protege esa vida que crece
y el amor se ha perdido
como un niño en la calle...

OBRA LITERARIA DE ARMANDO TEJADA GOMEZ
1954 - Segundo Premio Concurso Literario Municipal de Mendoza, por su obra PACHAMAMA. Publicado por Editorial "La Avispa", con ilustraciones de Juan Carlos de La Motta y Enrique 0. Sobisch, en 1955.
1955 - Premio Juan Carlos D’Accurzio, patrocinado por La Sociedad Mendocina de Escritores, por TONADAS DE LA PIEL. Prólogo de Jaime Dávalos.
1957 - CAPITAN DEL SUR, inédito.
1958 - Primera edición de ANTOLOGIA DE JUAN, con ilustraciones de Carlos Alonso.
1958 - LOS COMPADRES DEL HORIZONTE. Primera recomendación II Concurso Latinoamericano de literatura "Casa de las Américas", La Habana, Cuba, 1961.
1963 - AHI VA LUCAS ROMERO, con dibujos de Enrique Sobisch.
1963 - LUZ DE ENTONCES (inédito).
1967 - TONADAS PARA USAR.
1968 - PROFETA EN SU TIERRA, antología. Con ilustraciones de Omar Sobisch.
1971 - AMANECER BAJO LOS PUENTES.
1974 - CANTO POPULAR DE LAS COMIDAS. Premio Poesía Casa de las Américas, La Habana, Cuba, 1974.
1978 - DIOS ERA OLVIDO, Premio Internacional de Novela, Bilbao, España.
1979 - HORACIO GUARANY, biografía. Ediciones Júcar, España.
1984 - Cancionero TODA LA PIEL DE AMERICA.
1985 - HISTORIA DE TU AUSENCIA.
1986 - BAJO ESTADO DE SANGRE (1974-1983).
1991 - EL RIO DE LA LEGUA.
1991 - COSAS DE NIÑOS.
1994 - LOS TELARES DEL SOL (póstumo).

Por Alberto Peyrano
http://www.galeon.com/albertopeyrano
Publicado Domingo 3 de Noviembre de 2002


Escribe artículos en esta revista, si deseas publicar algún texto acorde con los temas de esta web envíalo que con gusto le publicaremos. Si deseas convertirte en editor o co-autor de esta revista infórmate aquí.